jueves, 31 de julio de 2008

Divorcio de diseño


Una pareja condenada a no encontrarse jamás. Un muro de metacrilato que no les deja verse ni manosearse.

No hay comentarios: