martes, 2 de diciembre de 2008

Hasta que el artillero no diga...

Y la ambulancia detrás... por si accidentalmente se dispara el cañón.

No hay comentarios: